• Lorena Pérez Juan

Exposición [confinados] en aRI gallery: arte como testimonio

Updated: May 30, 2020


La orden de confinamiento nos pilló a todos en nuestra rutina y llegó para

romperla. De repente, una pandemia inesperada nos ha servido para reubicar

nuestras prioridades y para darnos cuenta, una vez más, de que el arte nos

salva del dolor. Aristóteles decía que “el hombre es un ser social por

naturaleza” y nos hemos visto desprovistos de esa necesidad de relacionarnos

con el entorno. Es como si nos hubieran cortado un apéndice emocional. Y esa

necesidad la hemos volcado en el arte, en la lectura, en la pintura, en la

escritura, en la música…


La maquinaria del arte no para nunca pero la manera en la que el encierro

ha impactado a las personas ha sido tan diversa como sus propias

personalidades, experiencias y culturas. El arte siempre ha servido como

testimonio de la realidad y hoy en día esto ocurre con la inmediatez

instantánea que nos proporcionan las redes sociales. El planeta entero

interactuando desde todas las perspectivas artísticas a través de obras que los

artistas muestran gratuitamente en la gran ventana virtual que es Internet. Y

así hemos podido ver a artistas que se han visto superados por la situación,

quedándose en un bloqueo creativo que han utilizado como muestra de su

desánimo (Tracey Emin, por ejemplo), como a otros a quienes les ha servido

de acicate para crear obras efímeras y sorprendentes (Banksy o Hockney). Lo

que es cierto es que todas las respuestas anímicas son válidas y necesarias en

el mundo del arte. Como también lo es que todos hemos convertido nuestras

casas en bibliotecas y estudios improvisados, cosa que ha puesto en merecido

valor al mundo del arte y la cultura.


No cabe duda de que el mundo ya no es el que conocíamos y de que lo

tenemos que volver a descubrir y crear de una manera más acorde a la

Naturaleza y menos a nuestro propio beneficio. Y en esta creación están los

colores y el alma de los artistas, sus compromisos plasmados en obras que nos

regalan belleza, reflexión y conciencia. Y todo esto lo podemos ver en esta

exposición formada por obras nacidas de este confinamiento, con toda la

potencia expresiva que tienen los sentimientos que no pueden salir de otra manera que no sea el arte. Esperamos que estas obras les transmitan todas las

emociones que los autores y autoras han expresado con estas formas y

colores.

71 views0 comments